RELACIONES DE PAREJA

RELACIONES DE PAREJA

Conversamos con 5 parejas que han estado juntas durante mucho tiempo y nos revelaron algunos de sus secretos de su relación. Estas son las 5 cualidades o virtudes: No a la confrontación «negativa», Comunicación, Flexibilidad, Paciencia y Respeto. Un dato muy curioso, ninguna de las parejas nos confesó que el secreto para mantenerse unidos por largo tiempo es el AMOR.

1. NO CONFRONTACIÓN
A pesar de que las parejas que entrevistamos coinciden que evitan la confrontación, hay veces que es necesaria. Alrededor de esta palabra hay cierto temor porque está asociada a discusión, sin embargo, hay una confrontación positiva y sana.

Te compartimos una herramienta para usarlas en caso de una confrontación positiva con tu pareja.

Hace buen uso de las 3 T:
• Tono: es la expresión que usamos al comunicarnos. Es importante que nuestro tono sea respetuoso, reflexivo, amoroso, amable.
• Tino: pensar bien lo que se va a decir, buscar las palabras adecuadas para no herir.
• Tacto: buscar el momento y el lugar indicado para crear estos espacios de comunicación.

2. COMUNICACIÓN
Comunicarse no es solo hablar. Comunicar es ser capaz de mantener un diálogo, escuchar al otro y no terminar atrapados en monólogos mutuos.
La comunicación eficaz, seguramente la has escuchado, se basa en algunos principios para que no haya malos entendidos.

Estos son algunos de los principios de la comunicación eficaz:

Sinceridad:
Para que la comunicación eficaz funcione, de lo que se trata es de que cada uno sea sincero con lo que siente, con lo que le pasa y con lo que necesita.
La sinceridad no es “sincericidio”, por ejemplo: qué pasaría si en vez de decir “¡Estás muy descuidad@ y muy gord@” se dice “¡Qué te parece si iniciamos hábitos más saludables que nos ayuden a vernos mejor y mejorar nuestra salud!

Expresa tus necesidades claramente:
Cuando logramos esto, lo que sucede es que la otra persona va a tener en cuenta nuestras necesidades para que estemos bien, y felices, si los dos están bien, la unión será más gratificante.
Pero cuidado, hay que saber cómo expresar esas necesidades. Es bueno en estos casos hacer uso de palabras como “siento”, “quiero” o “necesito” pues de esa forma no se tratará de una obligación, sino que se estará siendo amable con lo que se pide.
Qué pasaría si en vez de decir: «¡tú nunca escuchas cuando te hablo, eres sord@!». Te acercaras tranquilamente y le dijeras: «¿Quisiera decirte algo, tienes tiempo? Siento que el exceso de trabajo que tenemos nos está distanciando. Quisiera que pudiéramos compartir más tiempo juntos, hablar más el uno con el otro.»

Concreción “vamos al grano”:
Más allá de ser sincero y de querer expresar las necesidades si quieres realmente saber cómo mejorar la relación, tendrás que ser muy concreto con todo ello “ir al grano”. Cuando damos “vuelta lo que deseamos decir” no le estamos dando la información adecuada al otro para que pueda actuar según esas circunstancias.
Por ejemplo, le dices a tu pareja que necesitas más «apoyo». La palabra «apoyo» es muy amplia. Puede ser interpretada de muchas maneras.

Y tu pareja después de que tú le pides solo «apoyo», se para, te da un abrazo y te dice que te ama. Esa es una muestra de apoyo moral. O te dice “te acabo de hacer una transferencia”.
¿Era ese el apoyo? Tú tenías otra idea muy diferente en tu cabeza. Si en vez de pedir solo apoyo hubieses dicho: «Me gustaría que fueras tú quien ayude a los niños con las actividades» o “Me gustaría que luego de cenar escuches la presentación que voy a dar mañana” Estarías expresando de forma concreta.

3. CONFIANZA
La confianza se construye, en eso están de acuerdo las parejas entrevistadas. Para confiar y generar confianza en tu pareja en primer lugar hay que confiar en nosotros y nosotras mismas.

Aprendamos algunos puntos para mejorar confianza.
• Conócete bien. Aprende a confiar en ti mismo o en ti misma, analizando cuáles son tus fortalezas y debilidades e intentando mejorarlas.
• Sé consecuente y responsable de tus actos, y promete solo aquello vayas a poder cumplir.
• Asume los errores, admítelos, pide perdón y aprende a perdonar. Hay que tener en cuenta que la confianza también se construye superando momentos de decepción o de duda.
• Agenda un espacio para ti, para tu autocuidado.

4. FLEXIBILIDAD
Es una virtud muy valorada en estos momentos, es saber y poder adaptarse a diferentes situaciones o decisiones y dejarse influir positivamente de forma consciente.

Herramientas para mejorar la flexibilidad
• Mejora la forma que escuchamos.
• Observa y usar la capacidad crítica para poder tomar buenas decisiones.
• Sal a menudo de las zonas de confort.
• Cambia la rutina. ¡Suéltate!
• Atrévete a vivir situaciones diferentes de forma consciente.

5. PACIENCIA
Otra virtud que según las parejas hay muchos que no la tiene y la deben trabajar. La paciencia es el saber esperar, diferenciar lo urgente de lo importante, evaluar los “para ya”, ser capaz de mantener calma y paz, incluso en los momentos difíciles, inseguros, soportar las incomodidades para, por ejemplo, superar momentos de crisis, problemas, conflictos o llegar a alcanzar objetivos y metas a largo plazo.

Herramientas para trabajar la paciencia:
• Valorar las metas y objetivos a largo plazo.
• Ser más proactivos que reactivos con nuestras respuestas
• Dar más sentido a las incomodidades o molestias que toquen soportar.

6. RESPETO
Es una de las condiciones “sine qua nom” de una relación. Tan importante como el amor. El respeto es comprender y valorar al otro, su forma de ver y vivir la vida, su actitud ante las cosas, sus intereses, sus necesidades y sus inquietudes.

Estas son algunas herramientas para recuperar o trabajar el respeto con tu pareja.

• Respeta su espacio individual.
• Respeta su opinión. No ridiculices.
• Respeta los compromisos o pactos.

¿Crees que estás 5 cualidades son las más importantes? ¿Te gustaría incorporar otras?
Este y otros temas los vamos a trabajar en el Retiro para Parejas ¡Borrón y cuenta nueva! Ver más  

¿Te gustó este artículo?

Compartir en facebook
Compártelo Facebook
Compartir en twitter
Compártelo Twitter
Compartir en linkedin
Compártelo Linkdin
Compartir en pinterest
Compártelo Pinterest